Black Rock advierte: las compañías estadounidenses superendeudadas son ahora "terreno minado"

16 de octubre de 2015

16 de octubre de 2015 — Las compañías no financieras con sede en Estados Unidos están a punto de pagar $119 mil millones de dólares más en intereses sobre la deuda este año, que los que pagaron en el 2014, y "el deterioro de su salud contable aumenta de manera alarmante", según el informe de Goldman Sachs que se destaca en un amplio artículo de Bloomberg News del 14 de octubre. El servicio noticioso señala que "esto solo va a empeorar si el crecimiento de las utilidades continua estancado en medio de una desaceleración económica global", una evaluación que también atribuyen a los estrategas crediticio del Grupo Goldman Sachs.

El total de intereses de deuda pagados por las corporaciones no financieras anda entre los $500 mil millones en los últimos tres años, así que esto es un aumento en la carga del pago de intereses sobre la deuda de casi 25%. Las compañías que están en la categoría de "deudas de alto rendimiento" ya están superapalancadas, como son las compañías del sector petrolero, se endeudan y refinancian a tasas de interés cada vez mayores y rápidamente están cayendo en una amenaza de incumplimiento. Pero incluso las compañías que tienen las calificaciones crediticias más altas, paulatinamente ya no consiguen tasas de interés más bajas, a pesar de la política de la Reserva Federal, y están metiendo una cantidad tan enorme de su deuda a la autocompra de sus propias acciones y en dividendos, que " hasta los gerentes de los fondos de capital privado" están advirtiendo que deben parar, dice Bloomberg, en gran medida debido a que la práctica ya no funciona para aumentar los precios de sus acciones.

El encabezado de Bloomberg, "La borrachera de deuda épica de América Corporativa deja una resaca de $119 mil millones", recuerda la burbuja de la deuda hipotecaria que hizo implosión en el 2007, 2008. Jeff Cucunato, director de calificación del grado de inversión en EU para BlackRock Inc., los administradores de carteras más grande del mundo, dijo, "vamos a seguir viendo más minas sembradas por ahí".

En cuanto a Goldman Sachs, el banco debe saber algo de utilidades e ingresos menguantes; acaban de darlos a conocer para el tercer trimestre.