El Presidente Putin habla sobre la guerra y la paz en la conferencia de Valdai

23 de octubre de 2015

23 de octubre de 2015 — El Presidente Vladimir Putin presentó el tema de la conferencia anual del Club de Discusión Valdai en Sochi, Rusia, en su discurso de apertura: "Sociedades entre la guerra y la paz: la superación de la lógica de conflicto en el mundo del mañana".

En el podio junto con Putin estaba el embajador de Reagan en Moscú, Jack Matlock, el ex Presidente checo Vaclav Klaus, y el presidente del Majlis (parlamento) de Irán, Ali Larijani. Cada uno de ellos también habló en la sesión aunque sus comentarios todavía no están disponibles.

Su presencia vincula el evento de Valdai con la reunión en Viena de los Ministros de Relaciones Exteriores de Estados Unidos, Rusia, Turquía y Arabia Saudita, que hablarán el viernes 23 sobre Siria. Fuentes de la EIR dijeron que Kerry y Lavrov se inclinaban a invitar a Irán a esa reunión, pero decidieron en contra hasta que se arreglen primero ciertas disputas internas en Irán. También analizaron invitar a Jordania y Egipto, que son importantes potencias sunitas, al igual que Turquía en este respecto, pero que apoyan la misión rusa en contra del terrorismo en Siria. El apoyo de Egipto a la misión rusa ha sido abierto y explícito desde un primer momento. El apoyo de Jordania es tácito, aunque bien conocido.

El discurso de apertura de Putin solo se ha publicado parcialmente en inglés. En los segmentos iniciales, advierte en contra del "concepto del llamado primer golpe de desarme" y dijo que algunos probablemente tienen "la ilusión de que es posible de nuevo la victoria de una de las partes en un mundo en conflicto, sin consecuencias irreversibles, inaceptables, como las califican los expertos, si es que puede haber un ganador... El umbral para el uso de la fuerza se ha reducido notablemente".

Después se preguntó "¿Por qué los esfuerzos de, digamos, nuestros socios americanos y sus aliados en su lucha en contra del Estado Islámico no ha producido resultados tangibles? Obviamente, no se trata de falta de equipo militar o poderío. Claramente, Estados Unidos tienen un poderío enorme, el mayor poderío militar en el mundo, solo que traicionar nunca es fácil. Le declaran la guerra a los terroristas a la vez que simultáneamente tratan de utilizar a algunos de ellos para arreglar las piezas en el juego en el Medio oriente según sus propios intereses conforme ellos quieren".