Periodista británico Robert Fisk dice que las operaciones rusas en Siria van para largo

23 de octubre de 2015

23 de octubre de 2015 — El galardonado periodista británico Robert Fisk, quien tiene fuentes confiables en las altas jerarquías del Ejército Árabe Sirio, escribió en su columna del 19 de octubre en el diario Independent, que mientras que Estados Unidos y sus aliados se quejan de que Rusia tiene la temeridad de intervenir en lugares en donde los estadounidenses han decidido que son ellos los que deben decidir quien va a dirigir a Siria, están pasando por alto otra fuerza que va a jugar un papel clave, especialmente ahora, en decidir las cosas en el terreno: el ejército sirio.

"Mientras que nosotros resollamos y resoplamos porque los rusos estaban bombardeando a los rebeldes 'moderados', que ya habían dejado de existir según los generales más encumbrados de Estados Unidos, no le hemos prestado atención a la ofensiva militar que los sirios mismos llevan a cabo ahora en contra de los combatientes del Frente Nusra en los alrededores de Aleppo y en el valle de los Orontes", escribe Fisk.

"Los comandantes sirios están ahora estableciendo coordenadas para casi todos los ataques aéreos rusos. Originalmente les estaban dando entre 200 y 400 coordenadas por noche. Ahora la cifra alcanza algunas veces las 800". Por supuesto, esto no quiere decir, que los rusos están bombardeando todos los 800 puntos del mapa que los sirios les dan. "Ellos tienen la intención de dejarle a los Estadounidenses en Afganistán el incendio de los hospitales y matar a los asistentes a bodas".

"Pero los rusos le están dando ahora a los turcos —y por lógica, esta información tiene que llegarle a los estadounidenses— sus coordenadas de vuelos. Algo aún más sorprendente es que ellos han establecido un sistema de comunicaciones de línea directa entre su base aérea en la costa del Mediterráneo sirio y el Ministerio de la Defensa de Israel en Tel Aviv. Más increíble aún es que los israelíes, que tiene el hábito de atacar al personal sirio e iraní cerca de las Alturas del Golán, han desaparecido súbitamente de los cielos. En otras palabras, los rusos están envueltos en una operación grande, no la maravilla de un mes que está sucediendo en Siria. Y es probable que continúe por algún tiempo".