El narcoterrorismo existe: príncipe saudí arrestado con 2 toneladas de 'Captagon', la "droga preferida del EIIS"

27 de octubre de 2015

27 de octubre de 2015 — El lunes 26 se produjo el mayor decomiso de drgoas en la historia de los decomisos, en el aeropuerto de Rafik Hariri en Beirut, Líbano, con la captura de 2 toneladas de la anfetamina Captagon, en un avión privado con destino a Riad, Arabia Saudita. Las autoridades libanesas detuvieron a cinco saudíes, entre ellos un hombre que la agencia de prensa francesa AFP identificó como príncipe Abdel Mohsen bin Walid bin Abdulaziz. Según un veterano funcionario de inteligencia de Estados Unidos, especializado en el Medio Oriente, el nombre del príncipe saudí identificado por AFP aún está por verificarse. Aunque, agregó la fuente, el archivo sobre la participación saudí en el tráfico de Captagon (el nombre de marca para la fenetilina) es enorme.

Según la AFP, "el gobierno del Presidente sirio Bashar al-Assad ha estado combatiendo el tráfico de Captagon por años durante la guerra civil", sabiendo que las ventas se utilizan para armar a los ejércitos rebeldes. 'Se sabe sobre el uso de esta droga para acelerar a los combatientes del EIIS en sus misiones suicidas tan vanagloriadas" informa también AFP. Pero el uso de Captagon y el comportamiento fanático combativo de los combatientes del EIIS, tal como sus misione suicidas, lo ha reseñado desde hace varios años el reportero investigador Franklin Lamb, quien reside en Líbano, en publicaciones en el diario Guardian de Londres, la agencia Reuters y la revista Time.

En los últimos tres años, funcionarios de inteligencia y seguridad de Siria, Líbano, Rusia y Naciones Unidas han identificado al Captagon (una anfetamina sintética que está prohibida en Estados Unidos, pero que se produce ampliamente en el mercado negro de Líbano y Siria) como la "droga preferida" para los combatientes yihadistas del EIIS.

En mayo del 2015, la agencia cubana Prensa Latina informó que funcionarios del gobierno sirio en la provincia costera de Latakia habían incautado un gran escondite de drogas contrabandeadas en aguas costeras. Unos 800 kilogramos de pasta de hachís (una forma comprimida y potente de la cannabis) y casi 6 millones de tabletas de Captagon, la droga preferida por los miembros del grupo terrorista Estado Islámico (EI). "El gobernador de Latakia Ibrahim Khader al-Salem acusó a los países patrocinadores del terrorismo en contra de Siria de ser los responsables de la droga" informó Prensa Latina.

En abril del 2015, Yury Fedotov, Director General de la Oficina sobre Drogas y Crimen de la ONU dijo en una conferencia en Moscú convocada por Viktor Ivanov del Servicio Federal de Control de Drogas, que "el Talibán en Afganistán, los terroristas en África Occidental y el Sahel y el Medio Oriente están sacando ganancias del tráfico de drogas... Boko Haram en Nigeria está involucrado... Se cree que también EIIS/Da'esh y el Frente Al Nusra facilitan el tráfico de precursores químicos para la producción de Captagon".

Fuentes de inteligencia en Washington de la EIR han dicho que un gran porcentaje de los príncipes de "tercera categoría" (nietos del rey Saud, y realeza más distante) en Arabia Saudita son adictos a la drogas y el Captagon es uno de los más populares.

EIR y Lyndon LaRouche son las instituciones que más han escrito sobre el narcoterrorismo. El decomiso del 26 de octubre en Beirut es una singularidad que abre el archivo saudí, que incluye la publicación de las "28 páginas" todavía clasificadas de la Investigación Conjunta del Congreso sobre el ataque terrorista del 11 de septiembre.