Obama y Bush son responsables de la muerte innecesaria de medio millón de personas en Estados Unidos desde 1999

5 de noviembre de 2015

5 de noviembre de 2015 — No lo hicieron con drones, pero si mediante políticas económicas y sociales igualmente mortales que ejecutaron los gobiernos de Bush y de Obama, bajo órdenes directas de Wall Street, y que llevaron a un espeluznante agudo aumento en las tasas de mortalidad entre ciudadanos estadounidenses clasificados como "blancos, no hispanos" entre 45 y 54 años de edad. Este es el resultado al que llegó un estudio publicado a mediados de septiembre por dos economistas de la Universidad de Princeton, Anne Case y Angus Deaton, este último Premio Nobel de Economía 2015. El informe está captando la atención generalizada de los medios informativos en Estados Unidos.

Más aún, Case y Deaton muestran que si la tasa de moralidad "hubiese seguido cayendo a su ritmo anterior (de 1979-1998), se hubiese evitado medio millón de muertes en el período de 1999-2013". Es decir, medio millón de muertes innecesarias como consecuencia de las políticas de Wall Street en los gobiernos de Obama y de Bush.

Estos resultados ponen de relieve lo que ha insistido Lyndon LaRouche en repetidas ocasiones, que las políticas de Obama conducen a un agudo aumento de las tasas de mortalidad entre la población estadounidense. Ayer LaRouche comentó al respecto: ¿Por qué nosotros, como nación, desde años atrás, no tomamos las medidas para impedir que esto sucediera? ¿Cómo es que se hizo que la gente aceptase las políticas económicas de destrucción de la ciencia y de la industria, junto a los rescates incesantes a los bancos de Wall Street? ¿Cómo fuimos inducidos a someternos a hacernos esto, a nosotros mismos?

Ahora se tienen que tomar medidas de de inmediato, agregó LaRouche, para sacar a Obama de la Presidencia por medios constitucionales. Porque si no, el satánico Obama seguirá matando ciudadanos estadounidenses con su política económica, seguirá matando con sus ataques con drones, y seguirá matando con sus guerras ilegales y el flujo de refugiados desesperados que ésas generan, y finalmente nos matará a todos con la confrontación termonuclear con la que amenaza a Rusia y a China. Obama no es ningún genio, señaló LaRouche; simplemente es satánico, y tiene aterrorizada a la gente, incluyendo a la mayoría del Congreso de Estados Unidos. Pero si no se le para en seco y se cambian sus políticas, eres un incompetente y pronto estarás muerto.

El estudio de Case y Deaton documenta que desde 1999 a 2014 (los años de Bush y de Obama) la tasa de mortalidad entre los estadounidenses blancos no hispanos de entre 45 y 54 años de edad, aumentó en más del 10%; en el estrato más pobre y de menor educación en ese rango de edades, aumento en 22% la tasa de mortalidad. "Este cambio revirtió décadas de avances en la mortalidad y ocurrió en particular en Estados Unidos: ningún otro país rico vio un vuelco similar", señalan los autores. De hecho, muchos países (como Alemania y Francia) tuvieron un descenso de 25% y 30% en las tasas de mortalidad en el mismo rango de edades durante el mismo período.

Pero tan impactante como ese aumento dramático en las tasas de mortalidad como tal, son las causas: "Este aumento [en la tasa de mortalidad] en la población Blanca en su mayoría se debió a un aumento en las tasas de mortalidad por intoxicación con drogas y alcohol, suicidio y enfermedades crónicas del hígado y cirrosis", señalan los autores, quienes destacan en particular el aumento espectacular del uso de drogas opiáceas y heroína en ese rango de edades. Los autores llegan a la siguiente conclusión escalofriante: "Quienes se hallan en la mitad de su vida podrían ser una 'generación perdida', cuyo futuro es menos brillante del que los precedieron a ellos".

Ese es el indicador de una Nueva Era de Tinieblas que cubre a Esados Unidos. El encabezado del artículo del diario New York Times del 2 de noviembre que reseña esta noticia, fue "Muerte a la mitad de la vida". Muy bien pudo haber sido "Muerte en la Edad Media".

Se puede ver el estudio en el siguiente enlace http://www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1518393112