Extraordinario evento en el Capitolio: advierten contra las provocaciones de guerra termonuclear de Obama contra Rusia

5 de noviembre de 2015

5 de noviembre de 2015 — El miércoles 4 del presente se realizó un extraordinario foro público en el Capitolio de EU, en donde los ponentes advirtieron sobre el peligro de las provocaciones de Obama contra Rusia, las cuales pueden llevar a una guerra termonuclear. El acto fue convocado por el representante demócrata de Michigan, John Conyers, decano de la Cámara de Representantes de Estados Unidos. Entre los asistentes se contó a varios otros miembros del Congreso, quienes escucharon a un panel de expertos, entre ellos Stephen Cohen, Jack Matlock y Joseph Pepper.

Para empezar, la asistencia fue impresionante, de manera que solo había espacio para escuchar de pie. El representante Alan Grayson inició el acto recordándole al público sobre la Guerra Fría, cuando los niños en las escuelas tenían que esconderse en refugios durante las prácticas sobre lo que habría que hacer en caso de una guerra nuclear. Grayson advirtió que como resultado de las provocaciones de Obama contra Rusia, nos dirigíamos de nuevo hacia ese mismo tipo de peligro.

En su discurso de apertura, el representante Conyers advirtió que la satanización de Putin y de Rusia nos está llevando a los momentos más obscuros de la Guerra Fría, y podría conducir a una guerra termonuclear.

El ex embajador de EU en la Unión Soviética, Jack Matlock —quien hace dos semanas compartió el podio con el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, en la conferencia anual del Club de Valdai, en Sochi, Rusia— repasó la sórdida historia de las violaciones de Estados Unidos a los acuerdos con Rusia luego de la caída de la Unión Soviética, las provocaciones de la expansión de la OTAN, etc. Cohen reforzó el planteamiento de Matlock, y advirtió que si la OTAN pone una base más en la frontera rusa, o uno más de los países en la frontera se integra a la OTAN, eso significará la guerra. Cohen se refirió al ex embajador de Obama en Moscú, Michael McFaul, como uno de los fanáticos provocadores contra Rusia. Todos los ponentes advirtieron que el mayor peligro es que no haya manifestaciones de resistencia contra este demente impulso bélico.

Joseph Pepper, un ex ejecutivo de varias corporaciones estadounidenses, dijo que él también creció de niño bajo la Guerra Fría y los ejercicios en los refugios, y planteó la necesidad de apagar la retórica de odio contra Putin, a quién se refieren como si fuera Hitler o Satanás. Obama está trazando líneas rojas en todas partes que llevan a una Tercera Guerra Mundial, advirtió.

Tanto Matlock como Cohen señalaron que las provocaciones de Obama contra Rusia ya han llevado a que Alemania rompa con Estados Unidos y se está alineando más con Rusia. Cohen alertó que, a menos que haya una resistencia contra la locura de Obama, podría suceder muy pronto que se forme una alianza de Alemania, Rusia y China y que Estados Unidos quedé completamente aislado.

En un momento durante el foro, el representante Walter Jones entró a sentarse entre el público, y Conyers lo invitó inmediatamente a unirse al grupo en el podio. Jones recibió un aplauso de todos.

Este acto no tiene precedentes en el Capitolio y refleja una revuelta creciente en contra de la locura bélica de Obama, la cual es necesario capitalizar. Cuando terminó el foro se llevaron a cabo varias discusiones animadas con organizadores de LaRouche PAC presentes entre los asistentes, algunos de los cuales han mantenido contacto con LaRouche PAC desde hace mucho tiempo, como el ex funcionario de inteligencia de EU, Ray McGovern, quien ha participado en eventos del Instituto Schiller en Nueva York y en Alemania.