El Guardian ataca la lealtad 'post feudal' del general con la corona y no con el pueblo

11 de noviembre de 2015

11 de noviembre de 2015 — ¿Está su majestad "pensando lo pensable"? ¿Planificando derrocar un gobierno encabezado por el dirigente laborista Jeremy Corbyn? Un editorial del diario Guardian que denuncia los comentarios del Jefe del Estado Mayor Conjunto de la Defensa de Gran Bretaña, general sir Nicholas Houghton, sobre la posición antinuclear del dirigente del Partido Laborista Jeremy Corbyn, va directamente al núcleo del problema, el cual es lealtad a la corona, no al pueblo.

El editorial deja en claro que el problema no es la estrategia sobre las armas nucleares sino el "axioma del orden democrático en donde quienes tienen los votos le dan las órdenes a quienes tienen las armas, y no al revés". El Guardian escribe que "no ha habido un golpe de Estado militar, y difícilmente un motín militar con alguna consecuencia, en la historia democrática moderna de este país" por lo que "esa es la razón de por qué los comentarios sobre Jeremy Corbyn del Jefe del Estado Mayor de la defensa, general sir Nicholas Houghton, tiene que ser causa de preocupación. Como el soldado de más alta graduación del país, el general debe saber y observar las reglas mejor que nadie. Sin embargo, el domingo, él dijo que le 'preocuparía' que el líder laborista se convirtiera en primer ministro y que el señor Corbyn persistiera en su visión de que él nunca dispararía armas nucleares para proteger a Gran Bretaña...

"Lo que las fuerzas armadas no están autorizadas a hacer es desafiar la legitimidad propia del gobierno electo mismo.

"Es posible que el general Houghton no quiso decir lo que dijo, aunque no sonaba así. Se puede argumentar que sus palabras son un recordatorio de la continua confusión post feudal sobre la autoridad en el corazón del estado británico, en donde la lealtad es para la corona y no, como en las democracias plenas, para la población o la constitución. Sea como fuera, él está jugando con fuego político".

El Guardian compara luego las pasadas acciones militares antidemocráticas, entre ellas el "motín Corragh en Irlanda antes de la Primera Guerra mundial" y las declaraciones del "ex comandante de la OTAN sir Walter Walker... en los 1970, sugiriendo que un país podría escoger el 'gobierno de las armas antes que la anarquía'. Tales acontecimientos alimentan la especulación de que 'el establecimiento' pudiera lanzar un pronunciamiento al estilo español para evitar que un gobierno de izquierda cumpla con su mandato. Ya sea que fuera o no su intención, el general Houghton y el general anónimo que recientemente amenazó con el amotinamiento si los laboristas intentaban 'degradar a las fuerzas armadas' están avivando las llamas de nuevo. Deberían montar una retirada ordenada y apagar esas llamas ahora".

La referencia a sir Walter Walker es al presunto complot de golpe de Estado planeado por lord Mountbatten para derrocar al gobierno del entonces Primer Ministro laborista Harold Wilson.

Corbyn ha afirmado que él llevará el tema ante el gobierno para exigir acciones ante las declaraciones abiertamente antidemocráticas de Houghton; pero parece que el gobierno del Primer Ministro David Cameron también le está mostrando más lealtad a la corona que al pueblo, ya que el vocero oficial de Cameron dijo que los comentarios del general eran "razonables".