Filipinas le promete a China: el Mar del Sur de China no estará en la agenda de la APEC

16 de noviembre de 2015

16 de noviembre de 2015 — En otra señal de que las Filipinas han visto el escrito en la pared, se informa que el Presidente Aquino le dijo hoy al Ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, en visita oficial, que el tema del Mar del Sur de China no estará en la agenda de la Cumbre de la APEC que se va a celebrar en Manila del 17 al 19 de noviembre, con la presencia de ambos presidentes Xi Jinping y Obama, según informa hoy el Philippine Inquirer.

El artículo del Inquirer se encabeza: "Las Filipinas van a mantener la boca cerrada".

El Subsecretario de Relaciones Exteriores de las Filipinas, Charles José, le dijo al Inquirer que hay dos motivos: "Tenemos un caso pendiente en las Naciones Unidas; y no es un foro apropiado" dado que el asunto es un problema de seguridad y la APEC es un foro económico. Sin embargo, agregó, otros países (sin nombrar a Obama) "tienen todo el derecho de plantearlo. Nosotros no podemos evitar que otros países discutan temas que ellos consideren importantes".

Jose dijo que "Las Filipinas siguen comprometidas a ser buenos anfitriones y hacer de la visita [de Xi] algo productivo, seguro y agradable".

El senador Ferdinand (Bong Bong) Marcos Jr. dijo el miércoles: "Yo creo que debemos aprovechar cualquier oportunidad para hablar con los chinos, ya sea de manera formal o informal. Tenemos que encontrar una solución entre los chinos y los filipinos... siempre que las dos partes mantengan conversaciones habrá esperanzas de poder encontrar una solución pacífica a la disputa territorial"dijo.

Marcos es hijo del ex presidente filipino quien fue sometido a una operación de cambio de régimen por parte de George Shultz en 1986. Es también el candidato actual a la vicepresidencia en la boleta de la candidata presidencial, senadora Miriam Santiago. Ella fue la senadora que organizó con éxito al senado filipino para que aprobara que el acuerdo entre Obama y Aquino que permitiría que las fuerzas armadas de EU ocupen las bases filipinas, tiene que ser considerado como tratado, por lo cual tiene que ser aprobado por el senado, el cual es muy posible no lo haga.

Esta semana se presentó ante la Corte Suprema de Filipinas un sumario preparado por el senador estadounidense Mike Gravel en contra de la ocupación militar de EU, y la Sociedad LaRouche Filipina lo está circulando en el Congreso y la prensa filipinos.

Una razón por la cual las Filipinas tratan de enmendar sus relaciones con China fue el informe dado a conocer ayer por la Agencia de Estadísticas Filipinas de que las exportaciones del país se desplomaron en un 25% en septiembre en comparación con septiembre del año pasado. Buena parte de esta contracción se debe al hecho de que China representó solo un 9.9% de las exportaciones en el mes, en comparación con 28.9% en septiembre del 2014, en la medida en que se deterioraron las relaciones chino-filipinas, debido a que Aquino se alineó con Obama en la confrontación militar en contra de China.

Mientras tanto el Ministro de Relaciones Exteriores Wang Yi, no escatimó palabras en su reunión con Aquino y el Secretario de Relaciones Exteriores Albert del Rosario.

"La clave para resolver esto [el asunto del Mar del Sur de China] depende de lo que hagan las Filipinas" dijo Wang Yi, "ya que se debe deshacer lo que ya se ha hecho. Nosotros esperamos que las Filipinas tomen decisiones más inteligentes sobre este tema".