Amenazan a científico canadiense luego de que refuta la mentira de que la radiación de Fukushima llegó al occidente de Canada

20 de noviembre de 2015

20 de noviembre de 2015 — El Dr. Jay Cullen, profesor de química marina y oceanografía de la Universidad de Victoria, en la Columbia británica, fue víctima de amenazas de muerte y propaganda de odio, luego de que él y otros científicos determinaran que para el Canadá occidental y el noreste del Pacífico de Estado Unidos, la radiación del desastre nuclear de Fukushima no significa amenaza alguna, la "amenaza es cero".

Según The Globe and Mail del 1 de noviembre, para eliminar las preocupaciones del público sobre los efectos peligrosos de la radiación en la región provenientes de Fukushima, el doctor Jay Cullen creó el proyecto Integrated Fukushima Ocean Radionuclide Monitoring (al que le dio el acrónimo InFORM), y trabajó con una amplia red de científicos para recopilar las más recientes investigaciones y hacerlas llegar al público, a la familia, y a los amigos.

Según The Globe and Mail, el doctor Cullen y sus colaboradores encontraron que los niveles de la radiación a lo largo del Pacífico son tan bajos que es muy difícil detectarlos. "La radiación desde Japón no es una amenaza e implica un riego mínimo para nosotros en la Costa Oest"", escribió Cullen el 21 de noviembre de 2013 en un artículo que fue publicado en el Times Colonist.

Mark Hume, periodista del Globe and Mail, informó que muy pronto luego de que Cullen comenzara a dar a conocer en su blog lo que había encontrado, comenzó a ser víctima de ataques de una campaña de odio, acusándolo de ser un "cómplice de la industria nuclear" y una "vergüenza de científico". Le dijeron que tanto él como otros investigadores que informaban que la radiación de Fukushima no era una amenaza, merecían ser "ejecutados" porque sus "estudios fraudulentos animarán a la gente a comer pescado contaminado, y morir".