Hay que suprimir el factor que conduce a la guerra nuclear: Obama

1 de diciembre de 2015

1 de diciembre de 2015 — La necesidad de quitarle a Barack Obama toda autoridad presidencial para impedir lo que de otra manera es una próxima confrontación nuclear de Estados Unidos con Rusia y China, quedó dramáticamente patente ante los hechos sucedidos ayer.

Luego del agresivo respaldo público de Obama (y de la OTAN) a la provocadora acción bélica de Turquía en contra de Rusia, se reunió con el Presidente Vladimir Putin en el marco de la Conferencia de París, pero el resultado de la reunión fue una mayor escalada provocadora. De acuerdo tanto a los informes de la Casa Blanca como del Kremlin, en la reunión Obama reiteró que primero, el Presidente Assad de Siria "se tiene que ir", como condición para que haya cualquier tipo de cooperación para combatir a las pandillas terroristas en Siria; segundo, Rusia se debe unir a la "coalición encabezada por Estados Unidos", y debe dejar de bombardear las zonas dominadas por al-Nusra y otros grupos yihadistas que reciben armas de Arabia Saudita, Turquía, Estados Unidos y Gran Bretaña. Obama desprecia por completo las observaciones e informes de las fuerzas armadas y de la inteligencia militar, para seguir intensificando la confrontación con Vladimir Putin.

Un analista estratega ruso escribió en la cadena noticiosa Sputnik ayer que la provocación de Turquía, con respaldo de la OTAN y de Obama, está llevando al mundo hacia una confrontación como la de la Crisis de los Misiles en Cuba de 1962, pero está ves no hay un Kennedy que resuelva la situación, sino todo lo contrario, un arrogante Obama asesino con drones.

Y un experto chino en asuntos euroasiáticos con sede en Hong Kong, publicó una advertencia más crítica aún: Si Obama sigue con sus provocaciones en el Mar del Sur de China, la respuesta de China podría ser "asimétrica" con una guerra nuclear.

El fundador de EIR, Lyndon LaRouche, insistió ayer en que no hay otra salida más que la pronta destitución de Obama del cargo, y dijo que "Putin está correcto al estimar su posición con respecto a Obama. No habrá ningún cambio de rumbo con Putin ni va a retroceder; y él entiende plenamente que no es posible ninguna cooperación con Obama. Putin no está experimentando. Él está decidido, y ve la confrontación desde un punto de vista global. Es la Casa Blanca de Obama la que está cometiendo serios errores crasos, pero todo lo está haciendo es con plena intención".

Ese fue el planteamiento de LaRouche con relación a la advertencia del profesor chino Zhang Baohui sobre una guerra nuclear entre Estados Unidos y China a causa de las provocaciones de Obama. Este análisis de la situación es "absolutamente correcto", señaló LaRouche, excepto por una cosa: la confrontación nuclear no es "accidental" o un "error" por parte de Obama.

"Obama SI sabe lo que hace", dijo LaRouche. "Es un asesino y está bajo control de los británicos".

Obama está amenazando con una guerra nuclear, creyendo arrogantemente en que Rusia o China "se van a echar para atrás", una posibilidad que no existe para nada.

"Pero puede sacar sus garras de la situación si se ve desafiado por personas y fuerzas que actúen para sacarlo del cargo. Esa es la misión, si podemos hacerla a tiempo".