Obama y la OTAN protegen a Turquía en contra de Rusia

2 de diciembre de 2015

2 de diciembre de 2015 — Luego de la escalada de antier del Presidente Obama en contra del Presidente ruso Vladimir Putin, los ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN se reunieron ayer en Bruselas en una reunión de dos días hasta hoy 2 de diciembre, y juraron que la OTAN respalda de Turquía, pase lo que pase.

"Los planes duraderos de la OTAN de defensa de Turquía siguen en pie y se mantienen bajo revisión activa" dicen los ministros en su declaración conjunta hoy. "En vista de la volatilidad general en la región, éstos se están fortaleciendo aún más" para incluir una mayor defensa aérea de Turquía. "Continuamos estando decididos, en el espíritu de 28 por 28, a seguir desarrollando mayores medidas de seguridad de la OTAN y los Aliados están trabajando para preparar otras posibles contribuciones".

El embajador de Estados Unidos ante la OTAN, Douglas Lute, respaldó totalmente a Turquía en el derribo del avión Su-24 de Rusia el 24 de noviembre. "La información de EU que yo he visto corrobora la versión de Turquía de los acontecimientos. El avión estaba en Turquía; se hizo contacto en Turquía; se le hicieron repetidas advertencias" dijo. "No había ningún plan de vuelo conocido en donde se violaba el espacio aéreo de la OTAN".

Tanto en Bruselas como en Washington, los funcionarios pidieron reducir las tensiones, incluso cuando culpaban a Rusia por el incidente. El Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg sugirió renovar el tratado de la época de la Guerra Fría conocido como documento de Viena, en donde se establecen las reglas para los ejercicios a gran escala y otras actividades militares, así como también líneas telefónicas de comunicación directas y otros canales de comunicaciones militares. "Se tiene que modernizar, porque tiene varias lagunas", dijo Stoltenberg.

Ayer, el Jefe del Estado Mayor Conjunto de EU, general Joseph Dunford, le habló por primera vez por teléfono al general Valery Gerasimov, Jefe del Estado Mayor ruso, y éste fue uno de los temas que discutieron, según el vocero de Dunford. La vocera del Departamento de Estado, Elizabeth Trudeau le dijo a los reporteros que la evidencia de fuentes en Turquía y en EU "indica que el avión ruso violó el espacio aéreo turco" a pesar de las múltiples advertencias por parte de las fuerzas turcas. "Necesitamos promover el dialogo ahora, y necesitamos reducir la tensión" dijo, agregando que "lo que es importante ahora es que continúe la discusión entre las dos partes".

Alexander Grushko, embajador de Rusia ante la OTAN, respondió a todo esto acusando a la OTAN de encubrir políticamente a Turquía en su agresión contra Rusia. Según Sputnik, Grushko informó que él había tenido una conversación con el subsecretario general de la OTAN, general Alexander Vershbow sobre el derribo.

"Le informé la posición de Rusia sobre el incidente y cité los factores políticos y militares que atestiguan el hecho de que fue un ataque deliberado en contra de un avión ruso en el espacio aéreo de Siria", dijo Grushko. "Yo subrayé que la OTAN, que por cierto, no dio ninguna evaluación con base en principios sobre este acto ilegal, encubrió políticamente a Ankara como su miembro, y esa es la razón por la cual comparten la responsabilidad en el incidente", dijo. Grushko acusó que Turquía no siguió el protocolo establecido por la OTAN para la intercepción de aeronaves; es decir, que el avión de combate que intercepta vuela hasta emparejarse con la aeronave infractora para identificarse y escoltarla después fuera de su espacio aéreo. En el incidente del 24 de noviembre, "no se observaron estas prácticas de la OTAN, dado que, según Ankara, los pilotos ni siquiera sabían la identidad del avión infractor" dijo Grushko.