Llamados en la prensa para aplicar la 25ava Enmienda para destituir a Obama

3 de diciembre de 2015

3 de diciembre de 2015 — “¿Perdió Barack Obama su voz solamente, o perdió el juicio?”, es el titular de un artículo en el portal examiner.com firmado por Mark Whittington desde Houston, Texas. Se refiere a un artículo de Richard Cohen del diario Washington Post, un “liberal decepcionado”, que se publicó el martes 1, donde manifiesta su inquietud de que Obama haya “perdido su voz” y de que “su elocuencia se ha sustituido por petulancia y ha perdido su poder de persuasión”, y que “su problema es que a menudo no tiene nada que decir”.

Al artículo de Cohen se publicó una semana después de que otro importante seguidor de Obama en el mismo diario, Dana Milbank, describió a Obama el 24 de noviembre como un “President Oh-bummer” (Presidente defraudador). Cuando Obama y Hollande se reunieron después del bombazo de París, Milbank escribió que Hollande argumentó a favor de aplastar el EIIS y de colaborar con los rusos y el gobierno sirio para lograrlo, mientras que al “Defraudador” se le trabó la lengua y carraspeó que para derrotar al EIIS se necesitaría mucho tiempo y sería difícil, y que primero se tenía que derrocar a Assad.

El artículo de Whittington cita otro comentario similar de Charles Hunt en el Washington Times. Ambos señalan “el patrón de discurso vacilante y desconectado [de Obama] durante la Cumbre del Clima en París”, lo cual indica que no solo ha perdido su voz, sino el juicio.

El artículo de Hurt se titula “¿Perdió el Presidente su capacidad para desempeñar sus facultades y deberes del cargo?”. Señala que en la conferencia de prensa de Obama en París, sin el teleprompter, “fue imposible contar el número de veces que se quedaba agarrotado, capaz solo de apagar el silencio con un prolongado uhh—ummm-ahhh”, y calcula que fueron más de 330 veces.

Hurt termina pidiendo que: “Alguien alerte al Senado pro tempore. Alguien llame al presidente de la Cámara de Representantes. Y todos desempolvemos la 25ava Enmienda”.

Whittington lo dice explícitamente: “A falta de un juicio político, quizás el vicepresidente Biden puede convocar al gabinete, invocar la 25ava Enmienda, y declarar al Presidente Obama mentalmente incompetente para continuar en lo que queda de su período”.

Ninguno de los comentaristas habla de la prisa de Obama por aplastar el botón, sino solo de sus mentiras e incoherencias. Pero la prensa cubre ampliamente la incisiva intervención de la congresista Tulsi Gabbard, quien interpeló al secretario de Defensa de Obama en las audiencias del Congreso del martes 1, donde denunció la premura de Obama por iniciar una guerra nuclear con Rusia.