Profesor Shi Ze: "Una ruta, un cinturón" y un nuevo pensamiento con respecto a conceptos y a la práctica

6 de noviembre de 2014

5 de noviembre de 2014 – El profesor Shi Ze, presentó esta ponencia en la Conferencia Internacional en Conmemoración del 30 Aniversario del Instituto Schiller, que se llevó a cabo en Fráncfort, Alemania, los días 18 y 19 de octubre pasado. El profesor Shi Ze es miembro del Instituto de Estudios Internacionales de China, y director de Estudios Estratégicos Internacionales sobre Energía, con sede en Beijín, China.

Distinguidos amigos, honorables expertos, damas y caballeros.

Me llamo Shi Ze, de Beijín, China. Soy investigador y me dedico a estudiar estrategias energéticas a nivel internacional.

Estoy muy contento de estar aquí para celebrar el 30mo Aniversario del Instituto Schiller, y agradezco sinceramente la invitación del Instituto Schiller. En China, he estado en muchas conferencias sobre el tema de "Una ruta, un cinturón", pero esta es la primera vez que yo participo en una conferencia de este tipo en el extranjero.

Me siento honrado de estar aquí para compartir esta idea con otros estudiosos. "Una ruta, un cinturón" representa para China y para el resto del mundo, un concepto magnífico para fortalecer la cooperación. Al percibir futuros planes de desarrollo, la cuestión de unir intereses nacionales y desarrollos internos con los intereses y el desarrollo de nuestros países vecinos en un sistema de desarrollo a nivel mundial y progreso mutuo, plantea cuestiones urgentes con respecto a nuestro concepto y a la práctica de un desarrollo innovador.

El año pasado el Presidente Xi Jinping, hizo la propuesta del Cinturón Económico de la Ruta de la Seda y la Ruta de la Seda Marítima, bajo el nombre de "Un cinturón, una ruta", que tiene el propósito de profundizar y ampliar la cooperación entre nuestra nación y la de nuestros vecinos, y tiene una importancia estratégica enorme. Pero ¿cómo vamos a impulsar y a auspiciar conjuntamente este concepto de "Un cinturón, una ruta"? Al desarrollar el concepto y la práctica de la innovación, debemos considerar seriamente y resolver algunos puntos importantes. Hoy quisiera concentrarme en cuatro puntos principales.

Primero, el concepto de la innovación

Con respecto al concepto de la innovación, hay tres niveles. Primero, China, en el curso de su "reforma y apertura", adoptó inicialmente una estrategia de "incorporar". Al inicio de este proceso, principalmente implementamos la política de "conseguir un aventón", buscando apoyo financiero internacional para impulsar nuestro desarrollo, alcanzando los resultados obvios. Luego a eso le seguimos con una estrategia de "salir". Utilizando mejor los mercados y el financiamiento del extranjero, China amplió el alcance de la "reforma y la apertura" aumentando así el nivel y el ímpetu del desarrollo económico. En este momento, el gobierno central propuso el concepto estratégico de "Un cinturón, una ruta", que persigue legítimamente la lógica estratégica de "incorporar" y de "salir", y las amplía. Desde el punto de vista de la "reforma y la apertura", el plan busca desarrollar la economía utilizando tanto los mercados nacionales como los extranjeros, indicando así una nueva fase del desarrollo de China y de su apertura al mundo exterior. Consecuentemente, la política de "Un cinturón, una ruta" posee un significado mucho más extenso y más rico.

Segundo, junto con el desarrollo económico propio de China, el modo en que nos adaptamos a las necesidades de nuestra reforma y desarrollo mientras al mismo tiempo interactuamos en un proceso con los países que están en nuestra periferia y a lo largo del cinturón, les permite a estos compartir lo beneficios de nuestro desarrollo, y luego proceder a fomentar la colaboración entre China y los demás países del mundo para alcanzar un desarrollo común. El foco en este concepto de cooperación refleja el nuevo concepto de justicia que tiene China. Puesto que dependemos de recursos naturales del extranjero, estamos impulsando una iniciativa en la que podemos usar los dividendos de nuestro desarrollo para permitir a nuestros socios compartir nuestras ganancias por un desarrollo común. Esto es un cambio importante en la política de China.

Es más, el llamado que hacemos a la justicia, además de fomentar el desarrollo mutuo y el concepto de que todos ganan, también incluye la noción de un desarrollo balanceado. La cooperación para el desarrollo es un proceso de desarrollo balanceado. No es simplemente una cuestión de un desarrollo unilateral acelerado, sino también se trata de elevar la calidad de ese desarrollo, y al mismo tiempo, si el desarrollo de la otra parte es más lento, la calidad se verá afectada, y esto no resultaría en un desarrollo sincronizado. La meta de China es un desarrollo mutuo, un desarrollo balanceado y un desarrollo sincronizado, con nuestro concepto de justicia que lo enriquece y le da un contenido nuevo.

Tercero, auspiciar la idea de "un cinturón, una ruta" hace hincapié en el concepto de los "tres no", esto es, no a la interferencia en los asuntos internos de los otros; no buscar 'esferas de influencia'; y no aspirar a la hegemonía. Esto es una reflexión sobre el desarrollo histórico diferente del "ascenso" de China, comparado al de otras grandes naciones, que refleja el enfoque claro de una nación en desarrollo que busca su nuevo rol en el mundo. Al fomentar la colaboración regional, insistimos en los "tres no": nosotros no buscamos una esfera de influencia, ni perseguimos intereses egoístas; al contrario, buscamos un beneficio mutuo y progreso mutuo para la comunidad internacional y, en particular, para los países a lo largo del "cinturón".

Esto también refleja el criterio de China con respecto a la región. Después de la Guerra Fría, la situación en toda Eurasia estaba relativamente en equilibrio. Había controles y balances entre las potencias principales. No era una situación en la que surgía una sola potencia. La fortaleza relativa de estos países entre ellos no le permitió a una potencia tomar la primacía. Ni Estados Unidos, ni Rusia ni China pudieron llegar a ser la potencia dominante. Promover "Un cinturón, una ruta" también tiene la meta de mantener este equilibrio, en vez de perturbarlo. El equilibrio lleva a la estabilidad de la región. Ningún país de la región puede perturbar el equilibrio, ya que perturbar el equilibrio no se ajusta al status quo de la situación actual de la región, ni con su desarrollo ni su configuración de fuerzas. Ninguna de las principales potencias debería distanciarse para cooperar con los demás. Solo con un desarrollo y cooperación mutua podemos llevar a cabo la construcción de "Un cinturón, una ruta".

Segundo, un nuevo modelo de desarrollo

Cuál es el modelo de cooperación que escojamos en el proceso de desarrollo de "una ruta, un cinturón", es ahora lo más urgente. En todo tipo de conferencias, generalmente discutimos fundamentalmente los conceptos principales y sus implicaciones. Pero raramente se menciona la noción del modelo de cooperación. Con respecto a "un cinturón, una ruta", sin embargo, el modelo de cooperación es decisivo para determinar la posibilidad misma de implementar y realizar el proyecto.

Este modelo de cooperación, como el elemento más importante de cooperación regional en general se debe tomar muy en serio. El nivel de desarrollo económico en los países de Eurasia es desigual. Algunas de las diferencias entre los países son obvias. Además de la economía, también el desarrollo social es atrasado. El nivel inicial de integración es muy bajo, y algunos países están muy rezagados con respecto a la región como un todo.

Además, el nivel cultural en la región euroasiática varía enormemente en países diferentes, donde cada uno tiene sus características propias de desarrollo. ¿Qué tipo de modelo de desarrollo deberíamos escoger por ende, en una región tal para promover su desarrollo? ¿El modelo de cooperación de la Unión Europea (UE)? ¿El modelo de cooperación de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ANSA)? ¿El modelo de cooperación entre Estados Unidos y China? ¿Es posible adaptarlos a estas regiones? ¿Son estos adecuados para esta región que parece un cinturón desproporcionado? Las condiciones de los modelos de cooperación mencionados anteriormente involucran a una región que está bien interconectada y es homogénea, en tanto que la cooperación de "un cinturón, una ruta" tiene que darse de acuerdo a la zona, con muchas ramificaciones diferentes. Estamos viendo un tipo de punto de perspectiva de cooperación del cual casi no hay precedente en toda la historia. En este sentido debe ser claro que la cuestión de un nuevo modelo creativo de cooperación es una necesidad urgente. Todos tenemos que comenzar a reflexionar sobre esto.

De este modo, podemos sacar algunas lecciones de los modelos de cooperación anteriores, pero no podemos copiarlos de manera indiscriminada en vista de las circunstancias actuales por las que pasan los países a lo largo del "cinturón". Su grado de desarrollo económico, sus condiciones sociales, su nivel cultural, requiere que nosotros busquemos un nuevo modelo. Para buscar un modelo para la construcción de "una ruta, un cinturón" tenemos que pensar creativamente. No podemos seguir el camino de nuestros predecesores, y algunas personas que tienen el hábito de utilizar los modelos de desarrollo occidentales y su modo de pensar, están tratando de usar esto como proyecto de "un cinturón una ruta". Yo creo que esto es un desperdicio de esfuerzo, porque estos modelos simplemente no corresponden a la realidad.

Tercero, un sistema de innovación

La construcción de "una ruta, un cinturón" va a ser un largo proceso de desarrollo. Si llevamos a cabo y profundizamos constantemente la cooperación económica regional, avanzaremos en la realización de nuestras metas estratégicas. Pero considerando el carácter innovador de la cooperación, pienso que debemos incluir varios elementos nuevos que mencionaré aquí.

En primer lugar, debemos hacer todo el esfuerzo posible para poner en acción los recursos energéticos que existen actualmente, las redes de transporte, los sistemas de electricidad, las redes de comunicación, etc. Tenemos que construir la infraestructura y los sistemas de comunicación, y comenzar a dar forma al desarrollo de las ciudades centrales y las zonas de tecnología avanzada, y de esta manera, impulsar también el desarrollo social de las economías regionales. Esto es el fundamento del desarrollo.

Enseguida, tenemos que fortalecer la política de coordinación, creando entre los países del cinturón alguna coordinación en el desarrollo de las diferentes estrategias, pero sin perseguir la meta de una integración total.

De nuevo, debemos alentar las innovaciones en el desarrollo de cada país, colocando un énfasis particular en el nivel de logros científicos alcanzados actualmente a escala global, integrando los niveles de desarrollo de cada una de las naciones en la región, ampliando vigorosamente la cooperación con los países que no poseen recursos naturales, fomentando y dando forma a una nueva norma de cooperación económica regional.

Finalmente, no deberíamos hacer muchas exigencias, ni de manera obstinada buscar la cooperación económica solo con un criterio multilateral, sino más bien se deben impulsar los proyectos de cooperación bilateral de alta calidad, sentando el ejemplo y estimulando a otros países a que se unan, poniendo en acción las asociaciones de ciudades y organizaciones de comercio, y por último dando forma a una red de sistemas de cooperación multilateral.

Asimismo, China debe alentar y fomentar definitivamente la participación de los demás aparte de China. La construcción de "una ruta, un cinturón" es un compromiso beneficiosos para China, pero al mismo tiempo es una iniciativa que promueve e impulsa la cooperación económica en el Sudeste de Asia, en Asia Central, en el Sudoeste de Asia, y de otros lugares en medio de la región, conformando un marco de cooperación incluyente y abierto.

Cuarto, un sistema de innovación

El logro de construir "un cinturón, una ruta" es una perspectiva de desarrollo de largo plazo a gran escala, que no solo involucra diferentes regiones y departamentos de China, sino que además involucra relaciones y perspectivas futuras para China y para los países que son sus vecinos a lo largo del cinturón. No solo contempla el interés nacional y las prerrogativas para cada región y departamento, sino además tiene que ver con intereses y prerrogativas de todas las naciones. Además, como secuela del desarrollo económico y social de nuestro país, ahora tenemos empresas estatales que trabajan en el exterior, así como empresas locales y empresas privadas, las cuales ya crearon un patrón multifacético. Las estructuras previas de gerencia y operación se enfrentarán con una nueva realidad. Nuestra habilidad para adaptarnos a las necesidades de "un cinturón, una ruta", nos obligará a ajustar y reformar nuestro sistema para operar.

Solo al hacer esos ajustes y reformas, seremos capaces de conjugar los beneficios para nosotros y para las naciones circundantes, y fomentar la coordinación nacional e internacional y la harmonización del desarrollo. En nuestro sistema de operación actual, los departamentos se dividen, se marcan los límites funcionales, separando operaciones nacionales y extranjeras, y carecemos de un plan de coordinación general. Adaptar este sistema para satisfacer las necesidades futuras de "una ruta, un cinturón", y eliminando los obstáculos para ello, requerirá de una verdadera búsqueda profunda y de un pensamiento creativo de parte de todos.

La experiencia histórica muestra que las restricciones de organización son devastadoras y agudas, y muy a menudo es difícil superar las barreras. El desarrollo y la construcción de "un cinturón, una ruta" nos obligará a introducir reformas estructurales, a fin de adaptar el sistema a las necesidades de su desarrollo. Podemos observar como otras naciones han llevado a cabo su estrategia internacional.

Por ejemplo, Estados Unidos, al dirigir su propio "Plan para una Nueva Ruta de la Seda" se orientaba a Asia del Sur y a Asia Central como una sola entidad con respecto a sus necesidades de desarrollo y combina y junto su Departamento para Asuntos de Asia Central y su Departamento para Asuntos de Asia del Sur en un solo Departamento de Asuntos para Asia del Sur y Centro, utilizando una especie de cooperación de bifurcación. Por su parte, Rusia, para promover el desarrollo del Lejano Oriente y la cooperación regional en la región Asia-Pacífico, creo el Ministerio para el Desarrollo del Lejano Oriente Ruso. Este mecanismo reformado se enfoca totalmente en el Lejano Oriente y tiene el propósito de resolver de un modo planificado y coordinado esta cuestión decisiva. De esta manera, la discusión sobre la construcción del sistema de reforma e innovación de "un cinturón, una ruta" ya se ha convertido en una cuestión de deliberación práctica.

Gracias.