Videoconferencia de LaRouche: La legislación de emergencia que debe adoptar el Congreso de EU! (invitación)

22 de may de 2006

<body><tr><th align="left" class="style34" scope="col" valign="top">Envíalo a un amigo</th><th align="right" class="style34" scope="col" valign="top"></th></tr><p align="center" class="articleTitle"> </p><p class="articleText">Lo invitamos a escuchar a LaRouche por internet el 9 de junio:</p><p align="center" class="articleTitle">LA LEGISLACIÓN DE EMERGENCIA - - QUE DEBE ADOPTAR EL CONGRESO DE EU</p><tr><td width="385"><div align="center"></div><div align="center"><></div></td></tr><p align="left" class="articleText">23 de mayo de 2006</p><p align="left" class="articleText">El destacado economista y dirigente del Partido Demócrata estadounidense Lyndon LaRouche dará una conferencia este 9 de junio a la 1:00 p.m. (hora del este de Estados Unidos), en la que planteará las medidas de emergencia necesarias para bregar con la crisis económica, financiera y política que EU y el mundo enfrentan hoy. La videoconferencia se transmitirá al mundo entero por www.larouchepub.com/spanish y www.larouchepac.com./spanish desde Washington, D.C., y contará con interpretación simultánea al español.</p><p align="left" class="articleText">Esta intervención de LaRouche tendrá lugar a un mes de que su Comité de Acción Política Lyndon LaRouche (o LaRouche PAC) emprendiera una gran movilización para que el Congreso apruebe legislación de emergencia que salve la capacidad de máquinas-herramienta de EU, la cual peligra por el cierre de la industria automotriz estadounidense. LaRouche describió el significado de esta movilización en una declaración que hizo el 14 de mayo:</p><p align="left" class="articleText">"Una serie de acontecimientos decisivos en torno al enjuiciamiento inminente del ex suboficial mayor de la Casa Blanca, Karl Rove, ha creado una situación más que en sazón para someter ahora al vicepresidente Cheney a un juicio de destitución de emergencia, y el Presidente mismo pasa por el comienzo de una acechante crisis sistémica personal. El mero hecho de esta situación tan bien descrita crea la amenaza de que las funciones del gobierno federal sufran una discontinuidad, una discontinuidad que no podemos permitir que evolucione bajo la peligrosa crisis financiero-monetaria global y las relacionadas.</p><p align="left" class="articleText">"En este marco, es imperativo que los dirigentes sensatos del Congreso tomen con oportunidad alguna iniciativa expedita para restaurar un sentido de confianza en nuestro gobierno federal entre las instituciones pertinentes aquí, los gobiernos extranjeros y nuestra ciudadanía en general.</p><p align="left" class="articleText">"El eje de la crisis económica y social de los Estados Unidos de América en este instante, son las implicaciones de la embestida de una destrucción de hasta dos terceras partes de la industria automotriz estadounidense. No actuar de inmediato para impedir que esa catástrofe proceda, tendría consecuencias incalculables en la confianza pública de la sociedad estadounidense aquí y en el exterior.</p><p align="left" class="articleText">"A esta sazón, mis asociados y yo hemos elaborado un plan programático de emergencia, necesario para impedir el derrumbe de Estados Unidos en tanto economía moderna mediante la adopción de la capacidad ociosa de nuestra industria automotriz, para aplicar las medidas apremiantemente necesarias de reconstrucción de la infraestructura económica básica perdida y en desintegración de nuestra nación. La intervención para acelerar la adopción e instrumentación de ese programa que está preparándose ahora como una acción legislativa federal, restauraría la confianza pública en nuestro gobierno federal, en un momento en que la Presidencia misma tiene el nivel más bajo de confianza —y aún en descenso— del público en su historia reciente.</p><p align="left" class="articleText">"Limpiar de bribones la Casa Blanca y el despacho del Vicepresidente es, por desgracia, una medida con urgencia necesaria, pero no una experiencia edificante. Una intervención del Congreso que le dé a nuestro pueblo motivos para confiar en nuestro sistema federal, es la nota positiva necesaria que urge en el azaroso momento de la caída inminente y demorada del vicepresidente Cheney".</p><p align="left" class="articleText">Para asistir a la conferencia en Washington, D.C., por favor regístrese de antemano comunicándose al 1-800-929-7566 o con su representante de LaRouche más cercano.</p><p align="left" class="articleTitle"> </p><p align="left" class="articleText">Para mayor información, favor de comunicarse con Gretchen Small al teléfono (703) 777-9451, ext. 272.</p></body>