El Comite de Desarrollo del BM critica a Wolfowitz pero él se niega a renunciar

17 de abril de 2007

<body><div id="article"><h1>El Comite de Desarrollo del BM critica a Wolfowitz pero él se niega a renunciar</h1><p>15 de abril.— A pese del fuerte tono de la declaración del Comité de Desarrollo del FMI y el Banco Mundial hoy, en el sentido de que "la situación actual nos es de gran preocupación", Paul Wolfowitz, el escandaloso presidente del Banco Mundial y ex número dos en el Pentágono de Rumsfeld, declaró a la prensa que piensa mantenerse en su cargo. El consejo del Banco Mundial sigue estudiando el comportamiento de Wolfowitz al otorgar un jugoso aumento salarial a su novia sin la aprobación del comité de ética del Banco Mundial.</p><p>Desde Gran Bretaña y otras naciones europeas siguen saliendo las críticos más abiertos, mientras que los defensores de Wolfowitz aparecen en los Estados Unidos. Aunque los medios informativos afirman que las naciones africanas apoyan a Wolfowitz, ningún representante ha salido a declarar al respecto. El ex número 2 en el Pentágono de Rumsfeld se ha enemistado con muchas naciones africanas, entre otras de las más pobres del mundo, recortando fondos para proyectos que necesitan desesperadamente, con el pretexto de la "corrupción".</p><p>EIR se enteró de que la ministro de Desarrollo británico, Hilary Benn, lanzó su asalto contra Wolfowitz desde principios del otoño del 2006, durante la reunión anual del Banco Mundial. Benn declaró entonces que Inglaterra retendría un pago al banco de 50 millones de libras esterlinas, en protesta por las condiciones que la institución ponía a sus préstamos, una referencia a los recortes arbitrarios de fondos de Wolfowitz debido a la "corrupción".</p></div></body>