Los doctores nazis del Centro Hastings hicieron el programa de Orszag para matar a los 'comensales inútiles'

13 de may de 2009

11 de mayo de 2009 (LPAC).— El 20 de mayo de 2008, Peter Orszag, entonces director de la Oficina de Presupuesto del Congreso, envió a su lugarteniente, Philip Ellis, para hablar en una reunión del Centro Hastings, un grupo que hace propaganda a la eutanasia. En la reunión del Hasting se discutió el punto central del plan de "reforma" a la atención médica que Orszag llevaría al gobierno: Que se le debe negar atención médica a los ancianos, a los pobres y a los muy enfermos, para dejarlos morir y de ese modo reducir drásticamente los costos médicos, a fin de enriquecer a los financieros de las aseguradoras y los fondos especulativos.

El lugarteniente que Orszag mandó a la reunión del Hastings, Philip Ellis, era el experto de la Oficina de Presupuesto del Congreso en "Eficiencia Comparativa", una doctrina que plantea el recorte de la asistencia médica utilizando criterios de costos y a favor de la eutanasia.

Ahora que Peter Orszag es el Director de Presupuesto del Presidente Obama, se está apresurando para ejecutar éste plan. El lugarteniente de Orszag en la Casa Blanca, Ezekiel Emanuel, miembro del Centro Hastings, es el director principal del Consejo Federal sobre Investigación de Eficiencia Comparativa. El Consejo está elaborando una lista de los procedimientos médicos aprobados que se van a imponer a todos los médicos estadounidenses y a los pacientes, en entidades públicas o privadas, de acuerdo al plan del Centro Hastings: Se prohibirán los tratamientos y las medicinas para preservar las vidas que no merecen vivir.

En la reunión del Hastings en 2008, el delegado de Orszag, Ellis, destacó la advertencia de que la tercera parte de los gastos en atención médica sale del tratamiento a personas por cuyas enfermedades mueren de cualquier manera. Ellis declaró que "esto se traduce en una crisis económica extrema". Dos semanas después, el propio Orszag dio un informe a la Unidad de Estrategia del gabinete británico en Londres, acerca de como esta "crisis" podría motorizar el programa del nuevo Gobierno de Estados Unidos.

Ahora Orszag tiene a Obama abordando esta "crisis" de gente pobre y anciana que se rehusa a morir, apresurándose a suprimir su atención médica.

El Centro Hastingss fue fundado en 1969, para contrarrestar la idea optimista americana de que toda vida humana sagrada puede contribuir creativamente al progreso humano, como lo reflejaba en el primer alunizaje ese mismo año.

Las Fundaciones Rockefeller, Ford, y Nuevo Mundo, pagaron para que el Centro Hastings reviviera de manera cautelosa la eutanasia y que la popularizara, lo mismo que había hecho la "Acción T4" de los alemanes nazis en contra de los "comensales inútiles" tres décadas antes, y por lo cual Estados Unidos había castigado a los perpetradores nazis en los Juicios de Nuremburgo, apenas 23 años antes de que se estableciera el Hastings.

Mientras que el eje financiero Londres-Wall Street se apoderaba cada vez más de los "ingresos de efectivo" de los pagos por cuidado médico (a través de las entidades de administración de la salud, HMO, etc.), el Hastings era su agencia principal para crear el nuevo campo de la "bioética", para promover el "derecho a morir" como el principal interés ético que triunfa sobre el derecho a la vida.

Por ejemplo, en 1985, la Fundación de la Compañía de Seguros de Vida Prudential realizó una cruzada llamada "Bioética en la Comunidad: Un programa de toma de decisión local" dirigido por completo el Centro Hastings, para promover el recorte de los costos médicos y leyes y medidas a favor de la eutanasia.

En una reunión reciente copatrocinada por el Hastings y la Universidad de Yale, el fundador de Hastings, Daniel Callahan, dijo que la midad del aumento en el costo de la asistencia médica proviene del uso de nuevas tecnologías o del uso en aumento de las viejas tecnologías, y que para controlar los costos debíamos "repensar el valor que le damos al progreso y a la innovación sinfín".

El asesor para política de asistencia médica de Peter Orszag, Ezekiel Emanuel, el miembro del Centro Hastings, es el principal vocero en el país de la doctrina de la "bioética" propuesta por Hastings. Tiene el punto de vista de que el suicido is innecesario: podemos lograr lo mismo mediante el recorte de los costos. Emanuel dirige el Departamento de Bioética en el Centro Clínico de los Institutos Nacionales de Salud. El desarrolló la Directiva Médica, una forma del "testamento vivo" que los promotores de la eutanasia convencieron a una población deprimida a que adoptase luego del gran cambio de paradigma de los 1960.