Blankfein de Goldman Sachs en el banquillo de los acusados

26 de abril de 2010

26 de abril de 2010 (LPAC) — El programa de la audiencia en la Subcomisión Permanente sobre Investigaciones del Senado, este próximo martes 27 de abril, deja en claro que la audiencia está planificada para presionar al máximo al director ejecutivo de Goldman Sachs, Lloyd Blankfein.

El primer panel empezará a las 10 a.m. y cuestionará a Fabrice Tourre, quien es el acusado en la demanda de la SEC (Comisión Nacional de Valores); Michael Swenson, uno director ejecutivo de un grupo de productos estructurados de Goldman Sachs; y dos ex empleados, Daniel Sparks, quien fue director del departamento hipotecario y Joshua Birnbaum, quien fue director gerente en la división de títulos estructurados [como los paquetes de hipotecas, cuyo caso llevó a la Comisión de Valores a acusar de fraude formalmente a la firma].

Un segundo panel tendrá al Director Financiero David Viniar y al Director de Riesgos Craig Broderick.

El último panel solo tendrá a Lloyd Blankfein.

Luego de que la subcomisión subió a su sitio electrónico el viernes pasado, 7 páginas de correos electrónicos y documentos que condenan a Goldman Sachs, la firma trató de contrarrestar eso dando a conocer el sábado 24 de abril, un total de 70 páginas de correos electrónicos y documentos, en previsión de la audiencia. Supuestamente el propósito de Goldman al dar a conocer esto era demostrar que los correos electrónicos que publicó Levin habían sido escogidos con pinzas. Pero el único correo electrónico que cubre la agencia noticiosa financiera Bloomberg no hace más que intentar pintar a Tourre como una víctima inocente de la propia invención criminal de la industria bancaria.

En ese correo electrónico, Tourre dice que el índice que facilitaba la comercialización con derivados en el mercado era "como un Frankenstein". El llamado índice ABX es "el tipo de cosa que uno inventa diciéndose a sí mismo: 'bueno, ¿qué tal si creamos una 'cosa', que no tiene ningún propósito, que es absolutamente conceptual y altamente teórica y la cual nadie sabe cuanto puede costar?" dice Tourre en un correo electrónico del 29 de enero de 2007, dado a conocer ayer por Goldman Sachs. Viendo cómo se cae el índice es "como ver que Frankenstein se vuelve en contra de su propio creador".