Fuentes confiables señalan que es falsa la conclusión de que Corea del Norte hundió la embarcación sudcoreana

7 de junio de 2010

4 de junio de 2010 (LPAC) — Lyndon LaRouche informó que fuentes dignas de toda confianza, con base en una investigación de China sobre la evidencia en torno al hundimiento de la fragata surcoreana Cheonan, sugieren que la conclusión de la "investigación internacional" que responsabilizara a Corea del Norte, apoyada en evidencia circunstancial, es falsa. LaRouche ha cuestionado con insistencia las acusaciones contra Corea del Norte como carentes de coherencia alguna, cuando lo único coherente son los esfuerzos británicos por generar el caos por toda Eurasia en medio del derrumbe financiero global y la amenaza de una unidad euroasiática en contra del rescate financiero de Londres y Nueva York a los bancos a expensas de las naciones y sus pueblos.

Yoichi Shimatsu, ex director del diario japonés Times, preguntó en el sitio electrónico de New American Media el 27 de mayo: "¿Hundió una mina estadounidense la embarcación surcoreana?" Shimatsu se refiere a una "evaluación técnica de las fuerzas armadas chinas, según un asesor de asuntos militares en Pekín del Ejército de Liberación del Pueblo", que desecha la deficiente evidencia proporcionada por la investigación de las cinco naciones (que incluye, además de Corea del Sur, un grupo de naciones de la antigua "Guerra Fría", EU, Gran Bretaña, Australia y Suecia, de las cuales difícilmente podría esperarse que China y Rusia confiasen en un problema de esta magnitud).

Shimatsu señala que un ejercicio naval conjunto de Estados Unidos y Corea del Sur conocido como "Foal Eagle" tuvo lugar la semana anterior al hundimiento del Cheonan del 26 de marzo. Tanto el ejercicio como el hundimiento ocurrieron en la vecindad de la Isla Byeongnyeong, donde se localiza una base de guerra antisubmarina surcoreano-estadounidense. El ejercicio consistió en maniobras contra submarinos de cinco embarcaciones de misiles y otra sembradora de minas, el USNS Salvor, con un contingente de 12 buzos de la Armada. En 2006, el Salvor había entrenado a buzos de la armada tailandesa para sembrar minas en el Golfo de Tailandia. El Salvor no forma parte de la Séptima Flota, sino del Comando de Transporte Marítimo Militar de EU, vinculado a la inteligencia naval, señala Shimatsu.

La zona en cuestión está protegida por equipo de detección sonar y acústico más sofisticado disponible, y aún así no hubo indicios de ningún submarino o torpedo en la zona el día del hundimiento del Cheonan.

Shimatsu no afirma que los chinos responsabilicen a Estados Unidos de un ataque intencional, pero apunta al "desprendimiento inadvertido" de una "mina ascendente" plantada en el fondo marino y soltada para golpear una embarcación en el puro centro partiéndola a la mitad, como le sucedió al Cheonan. Shimatsu señala que un torpedo, en contraste con una mina ascendente, hace un hueco en el casco e inclina la embarcación.

También nota que los primeros informes hablaban de polvo de artillería, que pudo haber venido del rudimentario armamento norcoreano, pero informes posteriores descubrieron "residuos químicos similares a explosivos avanzados alemanes", como el usado por fuerzas de la OTAN.

"Esto es lo que siempre pensé", dijo LaRouche. "Para mí no es creíble que se tratara de una operación norcoreana. Suena más como una operación de la OTAN, un incidente creado y explotado para desestabilizar la región de China, Rusia y Japón, y también Vladivostok".