Observador ruso de alto nivel dice que la cumbre de Londres se desplomará como la de 1933

2 de abril de 2009

1 de abril de 2009 (LPAC).— Melor Sturua, viejo columnista del periódico Izvestia de la era soviética hasta nuestros dias, arrojó algo de luz sobre el inmimente fracaso abismal de la cumbre del Grupo de los 20 en Londres, que se celebra esta semana. El 31 de marzo escribió en el suplemento financiero Finansovyye Izvestia que: "Vale la pena iniciar con algo de simbolismo. Londres en el 2009 no es el mejor lugar para celebrar una cumbre económica. La última vez que fue anfitrión de una cumbre fue en 1933. Entonces tambien el mundo era azotado por una crisis. Y otro Primer Ministro Laborista, Ramsay MacDonald, ocupaba 10 Downing Street, mientras que acababa de entrar a ocupar la Casa Blanca el nuevo presidente demócrata Franklin Roosevelt. Esa cumbre terminó en un fracaso. Roosevelt, quien no viajó a Londres, la hizo tronar mediante una "detonación remota" con un mensaje 'bomba"'.

Tuvo que ser un veterano distinguido como Sturua (nacido en 1928), quien destacara el precedente de 1933, que por otro lado, lo había destacado recientemente el movimiento de LaRouche, en el llamado que hizo LaRouchePAC el 16 de marzo para sacar del proceso de la Cumbre del G-20 a Lord Mark Malloch-Brown, funcionario del Despacho de Relaciones Exteriores británico. La declaración señala: "En 1933, Franklin Delano Roosevelt, quien combatía los desastres de la depresión provocados por lo que él correctamente percibía como el capital financiero al estilo británico, boicoteó la conferencia mundial en Londres en donde los financieros de la City estaban contando con dólares estadounidenses para que salieran a rescatar sus bancos. Los dirigentes del G-20, que realmente estén determinados a proceder con una reforma real del sistema, sería mejor que siguieran el consejo de 'irse de pesca' como lo hizo FDR, o de preferencia que organicen otra cumbre en donde se puedan elaborar reformas reales".

Sturua tambien marcó un contraste entre el evento de esta semana, y la conferencia de Bretton Woods de 1944. Aunque Roosevelt, al igual que Churchill, fueron a Bretton Woods "con el acompañamiento del saludo victorioso de la Segunda Guerra Mundial" escribe. "Hoy, el dueto de Obama y Brown... discuten con el acompañamiento de las burbujas reventando; los bancos quebrando en Wall Street y en la City, para no mencionar otros centros financieros mundiales. Esta situación de necesidad tiene que ser el principal tema de la cumbre de Londres". Sturua comentó que ni los que destacan los "estímulos " ni los que quieren subrayar la "regulación" han presentado un programa efectivo.