Después de la transmisión de "Sixty Minutes" en CBS, los reflectores enfocan el papel del FBI en el encubrimiento del 11-S

14 de abril de 2016

13 de abril de 2016 — El ex senador Bob Graham y sus colaboradores en el Broward Bulldog celebraron la explosiva transmisión de “60 Minutes” en CBS a favor de la publicación de las todavía clasificadas 28 páginas del informe sobre el 11 de septiembre (11-S) sobre el apoyo internacional a ese ataque en contra de Estados Unidos, pero destacaron inmediatamente a continuación que todavía hay mucho, mucho más que tiene que salir a la luz sobre el papel de Arabia Saudita en el 11-S. Dan Christiansen de Bulldog informó hoy que Graham, en particular, cree que hay mucho más que informar sobre el caso de la familia saudí que vivía cerca de Sarasota, Florida, que se supo que tenían vínculos con los terroristas del 11-S. “Se podría hacer otro programa de ‘60 Minutes’ solo sobre Sarasota”, le dijo Graham a Bulldog.

El FBI está en el centro de la historia sobre Sarasota: en el encubrimiento. Como informó Christiansen de nuevo el 12 de abril, el FBI nunca reveló ni a la Comisión Conjunta del Congreso ni a la Comisión sobre el 11-S, que ellos habían establecido que una pudiente familia saudí que estaba viviendo en Sarasota y que abruptamente había abandonado su hogar dos semanas antes del 11 de septiembre (11-S), habían recibido la visita de varios de los pilotos saudíes secuestradores antes del ataque. El FBI mintió primero que ellos no habían encontrado ninguna evidencia que ligara a la familia al-Hijji con los terroristas, y después se esforzaron en tratar de desacreditar su propia investigación, cuando se hicieron públicos documentos del FBI a solicitud de Broward Bulldog con base en la ley de Libertad de Información, en donde quedó documentado que los saudíes de Sarasota tenían muchos nexos con ataque del 11/9.

La ola de cobertura de prensa nacional iniciada por el documental de “60 Minutes” de la CBS sobre el escándalo de que “durante 13 años, han estado en una bóveda secreta bajo llave las 28 páginas”, no ha llegado a su fin y en las iniciativas de ley H.Rep. 14 y H.Sen 1471, presentadas en ambas cámaras del Congreso, en donde se exige la desclacificación, se cubren muchas de esas historias. Entre las coberturas que circulan están, “Su guía para las 28 páginas clasificadas sobre Arabia Saudita y el 11-S que Obama pudiera dar a conocer” de Slate y “28 páginas que pudieran implicar a Arabia Saudita en el 11-S” de Think Progress.

La útil cobertura del Daily Beast, “Obama bajo presión para que desclasifique las 28 páginas del Informe sobre el 11/S”, pone de relieve las declaraciones del senador Bob Kerrey a “60 Minutes”, de que no es cierto que el informe del 11-S exonera al gobierno saudí como lo han repetido los saudíes hasta el cansancio.

“Desde hace mucho tiempo alguien dio el pitazo sobre lo que hacen los saudíes en la perpetración del terrorismo. Esto no es ningún secreto. Se trata de lo que todo mundo sabe que está sucediendo pero que muy pocos se atreven a perturbar. Arrojar luz sobre esta pandilla protectora de vieja data hace que algunas personas se retuerzan. También podría servir para interrumpir un ciclo de comportamiento muy vicioso” escribe el Daily Beast.