La sombra de Cheney está detrás de la nueva muestra de fuerza en el Golfo Pérsico

24 de may de 2007

La sombra de Cheney está detrás de la nueva muestra de fuerza en el Golfo Pérsico

23 de mayo (LPAC) -- Nueve buques de guerra de Estados Unidos transportando 17.000 personal militar entraron hoy en el Golfo Pérsico, en un despliegue de fuerza frente a la costa de Irán. Oficiales de la Naval de EU dijeron el 23 de mayo que ésta era la mayor concentración de buques a la luz del día desde que empezó la invasión a Iraq en el 2003, informó AFP. Además, esta "marcha por mar con bandera desplegada" en el Golfo se hizo esta mañana a la luz del día, cuando analistas militares afirman que usualmente estas entradas navales se hacen de noche.

El contralmirante Kevin Quinn, quien dirige el grupo desde el USS Stennis, dijo que "lo que esto tiene de especial es que se tienen dos grupos de ataque. Todo mundo nos va a ver, porque es a la luz del día". Quinn dijo que los barcos van a llevar a cabo ejercicios, como parte de una campaña largamente planeada para garantizarle a los aliados regionales el compromiso de EU con la seguridad en el Golfo. "Siempre existe la amenaza de que cualquier nación u otro actor no estatal, pudiera decidir cerrar uno de los estrechos internacionales, y el mayor estrecho es el Estrecho de Hormuz" --una referencia clara contra a Irán.

Lo que es de particular interés para los observadores es la declaración de los oficiales de las Fuerzas Navales de EU que dijeron que la decisión de enviar un segundo portaviones se tomó de último momento, sin dar una explicación. Según AFP, los oficiales dijeron que Irán no fue notificada de los planes para navegar los barcos --entre los que se cuentan los portaviones USS Nimitz y el USS Stennis-- por el Estrecho de Hormuz, un canal estrecho en aguas internacionales frente a la costa de Irán y un arteria principal para el transporte del petróleo mundial.

DEBKAfile, informando desde Israel, destaca que las maniobras se están llevando a cabo menos de dos semanas después de que el vicepresidente Dick Cheney visitara la región, y le informara al rey saudita Abdullah y a los otros gobernantes del Golfo que el presidente George W. Bush ha determinado que si se niega Irán a abandonar sus pretensiones de desarrollar armas nucleares, los Estados Unidos van a atacar su infraestructura nuclear, militar y económica antes de que deje la Casa Blanca en enero del 2009.

Air Jordan